Banner Observatorio Nutricional izquerda
Banner Observatorio Nutricional derecha

Peruanos entre 20 y 29 años consumen más tabaco

Peruanos-entre-20-y-29-anhos-consumen-mas-tabaco
A propósito del Día Mundial Sin Tabaco, el Instituto Nacional de Salud (INS) revela cifras alarmantes sobre la adicción al cigarrillo.

El mayor consumo de tabaco se observa en los jóvenes de 20 a 29 años, donde uno de cada cinco lo consume (18.1 %); mientras que en personas de 60 a más años el consumo llega a 6.1 % en ese grupo, de acuerdo a cifras del Observatorio de Nutrición y Estudio de Sobrepeso y Obesidad del Instituto Nacional de Salud (INS).

Peruanos que fuman. A propósito del Día Mundial Sin Tabaco, que se recuerda cada 31 de mayo, precisar que 21 % de los varones fuma, mientras que 4.7 % de las mujeres lo hace.

Nivel educativo. La especialista del INS, Rosa Elena Cruz, precisó que según la ENDES del 2014, las personas con nivel de educación superior, presentan una prevalencia de consumo de tabaco que duplica lo observado en las personas con nivel primaria (15.7 % y 6.9 % respectivamente).

Lugar de residencia. La mayor proporción de personas de 15 años a más que consumen tabaco en la actualidad viven en Lima Metropolitana y en la selva con cifras mayores al 15 %.

Problemas de salud. A nivel mundial en países de bajos y medianos ingresos como el nuestro, el mayor número de muertes por cáncer es explicado por factores de riesgo como el consumo de tabaco, consumo de alcohol y bajo consumo de frutas y verduras en la alimentación diaria.

Fumar tabaco es un hábito que genera efectos negativos graves en la salud como cáncer de la cavidad oral, laringe, pulmón, cérvix, mama y esófago. Además, las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares son significativamente más altos en las personas que fuman tabaco. Las personas que fuman sufren de resfríos y gripe con frecuencia debido a la debilidad de su sistema inmunológico.

Fuman para no comer. El tabaco suprime el apetito y debilita el sentido del gusto, pero los fumadores suelen tener hábitos alimenticios inadecuados.

“El tabaco impide la absorción de muchas vitaminas y minerales en el cuerpo, entre ellas la vitamina C, las personas que fuman tienen niveles más bajos de vitamina C. En general la persona que fuma debería tomar un suplemento vitamínico, sin embargo estas vitaminas adicionales no reduce las otras consecuencias negativas del consumo de tabaco”, sentenció la especialista.

Pin It